Abel Fernandez

En una humilde morada de Castelldefels nace nuestro protagonista, es decir yo. Entre cajas de Coca Colas y Estrella Damm, jugaba y hacía los deberes, utilizaba a los clientes del restaurante en el Masnou como profesores externos para continuar su aprendizaje, o procrastinar los deberes del colegio, y ahí aprendió lo que se le da mejor: procrastinar.

Aún haciendo música, teatro, política, radio, trabajando en el restaurante, etc etc etc, consiguió acabar la carrera de ingeniería de sistemas audiovisuales y telecomunicación, para luego NO acabar dedicándose a eso. Obviamente, su camino se movió a la intrusión del mundo de la programación, ya que es lo que el mundo laboral le pedía.

Sin gustarle la programación pero queriendo ser más guay, se puso a programar. Ahora, en Southampton, cuenta los días para jubilarse y tener todo el tiempo del mundo a su familia y sus proyectos: La Siesta Inglesa, un blog sobre Reino Unido, y Webificando, el podcast de side projects. Por supuesto, a mis amigos también y sus proyectos también, como Webicaster.com, la super plataforma para conectar podcasters del bueno de Robert.